Cómo descalcificar tu Nespresso en pocos pasos

Cuidado de tu máquina

Cómo descalcificar tu Nespresso en 7 sencillos pasos

¿Tu cafetera Nespresso no está aprovechando el valor de tu cápsula favorita? Te presentamos la forma sencilla de recuperar su potencial

Icono tiempo de realización

Tiempo de realización:

10-15 minutos

Icono dificultad

Dificultad:

muy fácil

Qué necesitas:

Un kit descalcificador de Nespresso, agua limpia y un recipiente grande.
El valor de un café no se mide en cifras. Cuenta el recuerdo que genera. Cuenta el sabor que le acompaña, el aroma que invade, la textura que sorprende. El valor de un café está en su poder para despertarnos, en su capacidad de poner a punto nuestra maquinaria día a día.



Hablando de engranajes y piezas, un buen café solo se consigue con una buena cafetera. Una que responda a tus necesidades en cualquier momento del día. Por eso es tan importante la materia prima como su "cadena de montaje". Por eso debes saber que descalcificar tu máquina Nespresso no es una tarea complicada, pero sí imprescindible.

Limpiar tu cafetera
de forma eficiente

La primera pregunta es si eres más de playa o de montaña. Una máquina Nespresso de gama media necesita una descalcificación de 300 a 1.000 tazas, según la dureza del agua (es decir, su nivel de cal, que aumenta en zonas costeras). Lo ideal, si no sabes con exactitud, ni vives cerca del mar, es aplicar este método: cada 550 tazas.

Taza de café hecho con máquina Nespresso
Taza de café con leche con máquina Nespresso
Calentando la leche con máquina Nespresso

Lo segundo, antes de explicar paso por paso, es elegir el producto descalcificador adecuado. Los remedios caseros como el limón o el vinagre pueden provocar daños en la cafetera. Para obtener un resultado óptimo usa nuestro set de 2 kits de descalcificación para máquinas Nespresso, siempre con cuidado a la hora de manipularlo y lavándote las manos después de su uso.

Cómo descalcificar tu Nespresso paso a paso

paso
1

Comprueba que la cafetera está vacía.

Es decir, sin cápsulas dentro de su compartimento ni del depósito.

paso
2

Coloca debajo del agujero de salida un recipiente.

Lo más grande que encuentres, pues debe recoger el agua con las impurezas que la máquina expulse.

paso
3

Usa el kit de descalcificación para máquinas Nespresso.

Es tan sencillo como echarlo en el depósito (con agua hasta tres cuartos de su capacidad).

paso
4

Inicia el ciclo de descalcificación.

Para usar este modo, debes pulsar dos botones (suelen ser los dos que indican el tamaño de taza, pero cerciórate en el manual de la cafetera) durante tres segundos.

paso
5

Pulsa el botón de café largo.

Y espera que termine el ciclo. Echa ese líquido de nuevo en el depósito y repite el proceso. La máquina parará por sí sola cuando no quede cal.

paso
6

Limpia los restos.

Vacía el depósito, enjuágalo y llénalo con agua limpia. Vuelve a pulsar el botón de café largo para quitar los posibles restos de los circuitos de la cafetera.

paso
7

Vuelve al modo normal.

Pulsa de nuevo los dos botones para concluir el proceso. Tardará alrededor de 25 segundos en cambiar.

Como puedes ver, es un proceso que no requiere más de diez minutos, pero que garantiza cientos de tazas, vasos, tazones y demás recipientes, de un café con valor. Y si aún tienes dudas, puedes ver cómo nuestra barista deja su máquina a punto.

Garantizando una vida útil

Al saber cómo descalcificar tu Nespresso no solo estás consiguiendo aumentar la calidad del resultado, también alargas la vida útil de tu máquina. Una vida llena de contrastes, de cafés clásicos para desayunar y otros más tardíos para experimentar. Si nuestro mecanismo puede darte eso y más, ¿por qué no ayudarle a conseguirlo?