Passer le menu

UNA TÉCNICA PRECISA

El proceso de molienda consiste en reducir el grano de café recién tostado en polvo, utilizando un molino. La molienda debe ser extremadamente precisa, ya que afecta tanto al tiempo de flujo de café como a diversos criterios de degustación.

Después del tueste, el café es trasladado a un silo sin la presencia de aire para evitar la oxidación.

• La calidad del café tostado y molido se deteriora en contacto con el oxígeno, pierde sus aromas más rápidamente ya que la zona en contacto con el oxígeno es mayor luego del molido.

El café se coloca en un molino. El nivel de molienda se calcula en función de la combinación particular de los orígenes de café.

• El molido de los granos de café afecta particularmente el tiempo en que fluye su café durante la preparación.
• Cuanto más fino sea el molido del café, más lenta es la velocidad con la que el agua pasará a través de él, logrando un café con más cuerpo y sabor amargo.

Una molienda precisa y consistente es clave para obtener la mayor calidad del café, taza tras taza.

• El know-how de Nespresso es demostrado una vez más por la precisión requerida para esta operación.
• Es una cuestión de encontrar el equilibrio justo entre los diversos atributos que queremos desarrollar en cada Grand Cru: la acidez, el amargor, el cuerpo y las notas aromáticas.
• En la preparación de un espresso, la exposición del café en agua caliente es relativamente corta. Esta es la razón por la que el molido debe ser fino para liberar los aromas rápidamente.

1 2 3 4 5 6 7 8 9
< >